La poetisa Vanesa Corell nos habla de su visión de Volunteermap

img_0367

Queremos destacar la grandeza de esta mujer maravillosa, que siendo invidente es nuestra responsable de difusión en redes sociales, donde día a día en twiteer y facebook, nos mantiene informados de las novedades en el mundo del voluntariado ¡Gracias compañera!

El mundo gira demasiado deprisa, tanto que apenas hay tiempo de saborearlo.

Nuestros sueños, nuestros planes, nuestras ilusiones, se topan con un reloj que no deja de marcar horas a un ritmo vertiginoso, dictado por Costumbre, tradición, norma, doctrina, y demás actores de nuestra historia.
En esa vorágine casi nunca encuentras un hueco para preguntarte qué sucedería si comenzásemos a caminar por el tiempo a nuestro ritmo, sin prisas, oteando el horizonte y respondiendo a cuestiones trascendentales que nos rozan de puntillas, y ya de paso mirar a tu alrededor, al otro, y preguntarte si de alguna forma podrías influir para que su viaje en este sendero intrincado fuese más llevadero. Y es ahí cuando te das cuenta de lo pequeño que eres y de la grandeza que te envuelve y te abraza si te dejas seducir por ese espíritu del dar sin recibir, del amor sin más, del reconocimiento de ti mismo y del otro. Todos formando parte de un mundo que reclama atención, cariño, cuidado, solidaridad,entrega, compromiso, protección, y sobre todo mucho amor, de un mundo en el que todos y cada uno podemos crear Futuro, construir Voluntad de Acción, ser Voluntarios nacidos de su misma esencia, y contribuir con aquello que hemos bebido y cultivado a mejorar, si no todo su ser, al menos nuestro trocito de cielo o tierra, da igual, lo importante es ese granito de arena, esa brizna de calidad de vida y esperanza que brindemos.
Y quizás por eso, por dar respuesta a muchas preguntas, he intentado caminar siempre observando, escuchando, contemplando, cada suspiro y cada aliento a mi alrededor, ofreciendo mano, voz, palabra, tiempo y esfuerzo, sin desear un gracias a cambio, únicamente por una extraña sensación de necesitar darme, pues yo misma soy lo único que tengo y no me pertenezco, sólo soy un pequeño faro que sueña con iluminar el camino de aquellos que como yo en muchas ocasiones se hayan perdido en esta deriva llamada Mundo.

Desde niña y sin hacer ruido siempre he intentado estar ahí, al lado de quien creía necesitar un pequeño gesto o una sonrisa, sin molestar ni preguntar, sólo estar ahí y esperar no sé a qué, quizás esperar pacientemente a qué su mirada cambiarse y naciese un atisbo de risa en sus labios, sin ambición, a pequeña escala, asumiendo los límites que me imponían y deseando abrazar más y más alimentos, tan cerca y a la vez tan lejos, pues una etiqueta social me regaló Rechazo por compañero, y esa cuesta siempre ha sido un reto más en mi vida, un reto que me ha hecho ser aún más positiva y arraigarme aún más a esos momentos felices en los que vives y sientes que formas parte de algo hermoso y que tu corazón y tu mente son uno, en equilibrio, en calma, pues has logrado que el protagonista del cuento coma perdices de dignidad.
¿Y por qué Volunteermap? Porque voluntad así lo quiere, porque amor llamó a mi puerta y responsabilidad rige mi destino, porque un refugio a luna grité y me lo concedió.

Vanesa Corell Lao

No comments yet.

Deja un comentario

*

Powered by WordPress. Designed by WooThemes